No tengo calificativos pronunciables para quienes pretenden hundir la filosofía espírita por el mero hecho de que algunos Parapsicólogos materialistas se empeñen en asociar todas las manifestaciones espirituales a simples jugadas del inconsciente del experimentador.2
Me parece perfecto que la Parapsicología tenga sus propias teorías con respecto a la fenomenología paranormal, y no tengo nada que decir contra sus procedimientos. Lo que no puedo admitir, es que algunos aplasten el espiritismo con el fin de hacerlo desaparecer, borrarlo del mapa con radicalidad, cinismo y prepotencia. Sobretodo prejuzgando una ciencia que ni han estudiado, ni se han preocupado tan siquiera de planteársela como viable, al menos bajo un punto de vista especulativo.
Desde que Allan Kardek lo fundara, el espiritismo ha sido indudablemente la ciencia más atacada, degradada y humillada de la historia.

Pero ya va siendo h3ora de que pongamos las cosas en su sitio y defendamos una de las pocas filosofías serias que existen, puesto que tanto kardek y otros discipulos suyos como el magistral Leon Denis, se caracterizaron por su racionalismo, sentido crítico y analítico a la hora de enjuiciar el espiritismo. En definitiva, los grandes espiritistas eran a su vez grandes científicos, que tocaban de pies en el suelo y estudiaban con
cautela los mensajes que se recibían de otros planos astrales por vía de mediums fiables.
Cualquiera que lea obras espiritistas se sorprenderá por la prudencia, inteligencia, reflexión, minuciosidad y precisión de la que hacían gala los espiritas contemporáneos, que siempre lucharon con sentido común para evitar que su filosofía terminara siendo objeto de diversión o frivolidad.
Sin embargo algunos círculo parapsicológicos siguen hoy empecinados en tirar por el suelo lo que ellos consideran supercherías, para explicarlo todo por la acción de la psique humana.

“El espiritismo tiene las maletas hechas, terminará por imponerse la verdad” rezan algunos detractores, sin embargo tenemos en España al brillante Parapsicólogo Rafael F. Gómez Rivera, que se muestra mucho más tolerante con el espiritismo y reconoce la inflexibilidad de algunos de sus compañeros: “Muchos Parapsicólogos tienen una opinión tajante frente al espiritismo y se aferran a la idea fija de “los contenidos del inconsciente” para no verse obligados a naufragar en la incertidumbre de sus propias creencias.”

Según Gómez Rivera, algunos Parapsicólogos asisten a prácticas espíritas condicionados de antemano por un sentimiento de prepotencia y superioridad, siempre buscando pruebas que confirmen sus teorías, pero desechando aquellas que no las apoyan. Según sus palabras; “Encuentran aquello que les viene bien, pues no tienen ni ojos ni oidos para aceptar aquello que no se busca.”

4

Los argumentos que ofrecen para explicar algunos fenómenos espíritas son, cuanto menos, un insulto a la inteligencia humana.
Por ejemplo, siempre la toman con que la práctica de la Ouija es responsable de que aflore el inconsciente del practicante y luego se produzcan fenómenos Paranormales. Pero Gómez Rivera insiste: “Psiquiatras y Psicólogos saben de sobra que llegar al inconsciente de las personas es un camino arduo y tremendamente difícil, tanto si se accede a él a través de la hipnosis como por otro medio… Afirmar que el inconsciente se descubra simplemente con un tablero de letras y un vaso invertido, resulta tanto o más increible que pensar en la existencia de espíritus…”
Esta es una lista de manifestaciones espirituales que los Parapsicólogos creen que son provocados por la mente;

– FENOMENOS TELEKINESICOS:
Objetos que levitan , puertas que se abren y cierran solas, luces que se apagan y se encienden, vasos o cristales que estallan, etc…

– SUBITAS BAJADAS DE TEMPERATURA:5
En cuestión de instantes, la temperatura desciende hasta helarse la sala, todo ello acompañado de corrientes de aire helado, estando ventanas y puertas herméticas.

– TELEPLASTIAS:
La formación de caras o dibujos en paredes u otras superficies que se materializan sin acción física.
Cuando las famosas caras de Belmez hicieron su aparición, todos los Parapsicólogos atribuían el fenómeno a su propietaría Doña Maria Gómez Cámara, a la que atribuyeron facultades psíquicas. Creían que ella formaba las caras involuntariamente, por su energía psíquica. Pero Maria falleció, y las caras siguieron apareciendo…
Lo bueno del caso es que el Parapsicólogo Germán de Argumosa (Uno de los estudiosos de lo paranormal más importantes de nuestro pais), realizó una psicofonía en Belmez y se registró una voz femenina que replicaba :” Picad piedra, levantad suelo”, un sorprendido Germán preguntó porqué, a lo que la voz respondió; “Porque sigo enterrada…”
Tras una excavación bajo la casa, aparecieron numerosos esqueletos y huesos de adolescentes, sin las calaveras.

– MENSAJES DEL MAS ALLA:

Ya sean recibidos por medio de la Ouija como por boca de un Medium, los mensajes de los espíritus son interpretados como fruto del inconsciente, aunque estas voces queden grabadas en un magnetofón o se aparezcan en forma de rostros humanos en pantallas de TV, y además, estas fuerzas llegan a identificarse como seres queridos fallecidos y que luego son identificados por sus familiares.
Para quien tenga dudas acerca de los mensajes que se reciben del más allá, Gómez Rivera opina; “En el veinte por ciento de las sesiones, parece que se establece diálogo con alguna individualidad, con “alguien” que tiene su propia personalidad, independiente de las personalidades de quienes asisten a la reunión. “Alguien” que, en definitiva, tiene sus propios conocimientos, sus propios mecanismos de pensamiento y por tanto su propia manera de pensar.” Este investigador nos acaba de describir a un ente inteligente.

¿Y que decir de las apariciones? Muchas veces presenciadas por más de un testigo .
En las casas donde se han producido matanzas o hechos violentos, siempre se producen fenómenos de difícil explicación, algunas veces se han dado casos de Poltergeist, en que voces que gritan y objetos que se mueven sin parar han llevado a sus propietarios a denunciar el hecho a la Policía. Varios agentes que han visitado estos lugares, han salido huyendo presas de pánico. Existen en España varios informes policiales en donde está redactado cada pormenor de la pesadilla que vivieron dentro de esas casas.
No quiero imaginar la cara de un Policía que haya sido testigo de algo así, cuando un Parapsicólogo quiera hacerle creer que lo que ha visto era fruto del inconsciente.

6

Yo no niego que la mente puda producir muchos fenómenos, al contrario, soy consciente de que su caudal potencial es ilimitado, pero muchas experiencias obedecen indudablemente a la intervención de entidades espirituales, pues se manifiestan con inteligencia y siguiendo unas pautas muy precisas que la energía mental inconsciente no podría seguir.
Como bien dice Gómez Rivera; “Si el Parapsicólogo abandonara sus prejuicios, olvidara sus lecturas y tratara de recobrar cierta inocencia perceptiva, las sesiones espiritistas le proporcionarían, con toda seguridad, motivos más que suficientes para replantearse de arriba a abajo sus teorías mecanicistas.”

DAVID PARCERISA