Uno de los lugares del mundo, con mayores evidencias de visitas extraterrestres está en Bolivia, a pocos km. de La paz, existen las ruinas de “Puma Punku”, situada en una meseta desértica a unos 3.600 m. de altitud, lo cual genera una deforestación en el terreno y no crecen árboles en la región.
Nos encontramos con restos de una ciudad, con piedras megalíticas de más de 100 toneladas. Los bloques se hallan desperdigados como si algún cataclismo lo hubiese hundido todo. Nadie sabe su antigüedad, aunque algunas fuentes la sitúan en unos 17.000 años.
Se trata de piedras de 7,5 metros de altura cortadas en ángulos rectos, perforaciones en línea recta de punta a punta, pulidos sin asperezas, surcos con agujeros perfectos, todos con la misma profundidadbloques

Más curioso si cabe, son los llamados bloques en “H”, piedras de granito alineadas. Todas son exactas como salidas de fábrica, como si hubiesen sido replicadas de un molde original. ¿Con qué clase de herramientas esculpieron esas piedras, cuando en la actualidad eso requeriría taladros hidráulicos de última generación y ni así sería posible?
Según el Ingeniero y especialista en maquinaria de corte de minerales, Christopher Dunn, en Puma Punku encontró piedras cortadas perfectamente planas que rozaban un margen de error en su superficie de entre 0.0001 y 0.0002 pulgadas. Eso según el experto, no es posible conseguirlo con martillos de piedra ni con herramientas arcaicas. Probablemente solo con el láser o la sierra de diamante se alcanzaría ese nivel de corte.
Pero aunque hubiesen utilizado herramientas, ¿Dónde se encuentran? No hay rastro de ellas.
Aparte de los cortes, los ingenieros que han visitado el lugar no pueden explicar cómo y de donde transportaron esos bloques. No pudieron arrastrar rocas con rodillos de troncos, porque no crecen arboles en esa zona, y la cantera está a 90 km. de ahí.
¿Acaso solo con un sistema de antigravedad es viable entender como levantaron esas piedras?
Pero más revelador resulta descubrir ciertas analogías arquitectónicas y coincidencias en la ingeniería de dos culturas separadas en la distancia y el tiempo. Nos referimos naturalmente a la ciudad de Teotihuacán, México, y a las pirámides de Egipto.
El investigador Robert Bauval fue de los primeros en asociar la distribución de las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos con la posición en el cielo del cinturón de ORION. Las tres pirámides siguen la misma correlación de posición y orientación.

Lo cierto es que las pirámides de Teotihuacán siguen también el mismo patrón en relación a Orión. ¿Acaso querían los Dioses señalarnos que provenían de Orión y no de Nibiru como apuntaba Zecharia Sitchin?

Se calcula que esta portentosa ciudad precolombina de 48 Kilómetros cuadrados, se construyó cerca del año 500 A.C. Pero nadie sabe quién la levantó ni cómo. No fueron los aztecas, los Mayas ni los Olmecas. La arqueología la atribuye a los “Teotihuacanos”, cuyo origen se remontaría a la Edad de Piedra y no tendrían conocimientos sobre la forja de metales.
En el siglo XVI, durante la conquista del imperio azteca por parte de Hernán Cortés, él y sus hombres se sintieron fascinados por la majestuosa ciudad. Cuando preguntaron quién había construido ese complejo, los aztecas respondieron que sus autores eran los “Quinanatzin”; una raza de seres gigantescos que habían descendido de los cielos, y se habían asentado en esa región para ser venerados como Dioses. Los aztecas bautizaron la ciudad como Teotihuacán, que en su lengua significa: “Ciudad donde los Hombres se Convierten en Dioses”.
Los aztecas solían afirmar que; “Durante la noche, cuando el Sol no brilla, cuando no hay día, los Dioses se reunían y se sentaban en consejo en el lugar llamado Teotihuacán”.
El epicentro de todo el complejo arquitectónico es la Pirámide del Sol (“Tonatiuh”), formada de adobe y revestida de piedra, de 70 metros de altura, en cuya cima coronaban la estatua del Dios del Sol “Tonatiuh”. Muy cerca se alza la Pirámide de la Luna, con 45 metros de altura.piramide_luna_teotihuacan

Cerca de la Pirámide del Sol despunta el templo de Quetzalcóatl, un Dios conocido como “La Serpiente Emplumada” que civilizó Mesoamérica y algunos nativos no solo siguen venerándolo en la actualidad, sino que aún esperan su regreso. El templo consta de siete niveles en forma de talud, todo envuelto de mascarones en honor a este Dios serpiente, así como a Tláloc, Dios de la lluvia.
En Teotihuacán, existe una cámara subterránea, llena de túneles que conectaban con la Pirámide del sol, pero un descubrimiento mayor tuvo lugar en su interior en 1906… Tanto en dichos túneles, como en la parte superior de la Pirámide del Sol, se hallaron recubrimientos con gran cantidad de Mica.
La Mica es un mineral altamente resistente al calor, por encima de los 800º Celsius, actualmente se recubren con este mineral a las ventanas de ciertos hornos como aislante. Además, funciona como excelente aislante eléctrico, de manera que resiste el arco voltaico sin que salten chispas entre placa y placa.
¿Por qué la mica se encontraba incrustada artificialmente entre placas de piedra recorriendo techos, suelo y habitaciones de la ciudad?
Así expone sus conclusiones el Ingeniero José Alfonso Hernando;
“La mica es uno de los minerales que existen en la naturaleza con mejores propiedades aislantes ya que tiene una alta rigidez dieléctrica, esto hace que se use en la industria como aislante en equipos de alta tensión, así como en la construcción de condensadores.
Pensamos que en Teotihuacán se construyó usando mica, para crear un efecto similar al de los condensadores que se usan en las placas de circuitos electrónicos.
A esto hay que añadir que el agua tiene propiedades de almacenamiento temporal de información, y que desviaron los ríos para que pasaran por medio de la ciudad, fuera cogiendo la información, y luego mediante un canal llevarlo a la base de la pirámide. Así que estamos hablando de un artefacto que almacenaba energía hasta llegar a la saturación, tras la cual emitía un pulso, que al pasar por el agua cogía su información, y salía finalmente hacia el espacio exterior.”
Quienes construyeron Teotihuacán tuvieron que viajar muy lejos para conseguir este tipo de Mica… tan lejos como Brasil.
¿Quién recorre 5000 km. para obtener un mineral que no es usado ni como decoración? ¿Cumplía la Mica una función de regulación para la distribución de energía eléctrica en una ciudad de hace unos 20.000 años?
Hay quien sostiene que tanto Teotihuacán como las pirámides egipcias eran poderosos generadores electromagnéticos que cumplían con la función de sujeción de los ejes magnéticos de la tierra, para evitar una inversión de polos… Por ahora es una teoría. Mañana quizás una realidad.

DAVID PARCERISA