El asunto es grave. Cada vez más expertos en todas las áreas, denuncian los componentes tóxicos y activos de estas partículas con las que fumigan nuestros cielos. Pero hoy nos preguntamos cuales son los daños más persistentes en nuestro cerebro cuando absorvemos este veneno mutágeno al respirar…

Haz clic aquí para ver el vídeo en Youtube…